Restaurante Alicia

¡Buenos días!

Hace unos meses encontré por casualidad en un puesto de libros los relatos de Lewis Carroll de "Alicia en el país de las Maravillas" y "A través del espejo y lo que Alicia encontró allí". Dos relatos que unidos y con variaciones, se convirtieron en la historia que todos conocemos.




Una edición muy especial con las ilustraciones originales de John Tenniel (no está muy claro el porqué de que el propio autor no publicara las suyas propias).


El conejo blanco


La Liebre y el Sombrero Loco


Un mundo "nonsense" maravillosamente loco que gustó a niños y mayores, aunque es cierto que es un tipo de literatura poco apreciado ( y difícil de apreciar a veces), Alicia logró convertirse en un éxito.

Y para aquellos a los que realmente les fascina, ahora pueden disfrutar de un País de las Maravillas real y a medida. Se encuentra en Tokyo, y es un restaurante decorado con la temática de la historia. 

El espacio está dividido en recreaciones de los escenarios por donde pasa Alicia a lo largo de su aventura, desde la loca fiesta del té al ajedrez de la Reina de Corazones. 

Os dejo unas fotos para que os maravilléis con la decoración tan especial.


¡Incluso puedes cenar dentro de una taza de té!


El laberinto de los jardines de la Reina de Corazones


Como podéis ver, por todo el restaurante están las ilustraciones y textos originales de la novela de Lewis Carroll.


Y por último la comida. Tan alegre y divertida como el propio restaurante.


Me parece una idea genial y divertida para salir a cenar. Lástima que quede tan lejos. 

Pero por suerte, en Barcelona, existe la versión moderna de la historia. Se trata de el restaurante "La Reina de Corazones", en el que la temática es la misma, la historia de Alicia en el país de las Maravillas, pero vista desde la perspectiva de Estrella Salietti, que cambia las ilustraciones a plumilla originales por graffitis muy originales representando escenas de la novela.



El gato risón



Ilustración antigua convertida en graffiti



Un rincón privado del restaurante con una imagen de Alicia y los soldados-baraja


El que tenga la suerte de estar en Barcelona o en Tokyo y pueda probarlo que nos cuente qué tal la experiencia!

¿No os apetece salir a un restaurante temático para terminar la semana?

¡Feliz viernes! :)






Falda de capa

¡Buenos días!

Hoy os presento una falda que hice con muchas ganas ya que es un corte que me encanta: una falda de capa

Un estilo muy... ¡Grease!


Aun que mucho dista ésta imagen del aire naif e infantil de "Sandy" en la película. Las faldas largas de vuelo por debajo de las rodillas, las zapatillas con calcetines, las blusas, lazos y diademas... Los años cincuenta en definitiva son lo que reflejo en mi falda.

Otra cosa que me encanta de la falda es lo sencillo que es el patrón. No requier más medidas que la de la cintura y la del largo a elegir que queramos de nuestra falda ( la mía no queda por debajo de la rodilla, pero tampoco estamos ya en los 50 ;))

A continuación os detallo el patrón de la falda de capa entera:











A: 1/6 de la medida de cintura

B: Largo de la falda




La única "dificultad" añadida fueron los bolsillos. Y es que aunque no sea "de señoritas" andar por la vida con las manos en los bolsillos para mí son indispensables.

La falda lleva forro porque aumenta considerablemente el volumen, aunque parezca una tontería, y es que le aporta ese efecto tan "retro" que yo andaba buscando.

Os dejo aquí el resultado:


Para el estilismo elegí una camisa de seda en tonos naturales que le daba un toque de color a la falda y un cinturón de cuero camel.

Para la falda usé un tejido barato de mezclas (por aquello de la experimentación), color arena.

Como básico es estupendo, pero creo que aún me atrevería a hacer una con un tejido estampado. ¿No os parece?

Espero que os haya gustado.

¡Hasta mañana!

Museo Gucci

¡Buenos días!


Ayer unos de mis infiltrados en Florencia me mandó una información muy de primera mano. Gucci ha abierto un museo en la Piazza de la Signoria en esa misma ciudad Italiana (ciudad preciosa y mi favorita italiana, sin duda).


Hoy la prensa recoge toda la información de la fiesta de inauguración. A lo largo del día podremos ver en todos los medios todos los estilismos llevados por las celebrities invitadas. La firma nació allí hace 90 años, en Florencia y por ello ha sido escogido como el lugar idóneo para el museo.

El museo tiene 1.715 m2 y exhibe todos los diseños que se han creado para artistas y demás celebridades, así como bolsos y complementos por colecciones.






Éste es el antiguo palacio que acoge ahora la historia de Gucci.


Dado que tengo un par de infiltrados ya en Florencia, creo que va a ser de visita obligada pasarme por el museo. Así que si voy, ya os contaré qué tal la experiencia, ¡Seguro que genial!

Os dejo una foto de la primera tienda de Gucci también en Florencia, con Aldo Gucci, al que se deben estos 90 años de historia.



Y sin nada más que añadir a la conmemoración del 90 aniversario de esta gran casa, me despido.


Gracias por el "soplo" de ayer ;)

¡Feliz martes! :)

The Kiss

¡Buenas tardes!

Para empezar con alegría la semana, os dejo aquí mi última adquisición decorativa: un póster de una fotografía muy especial.

Este fin de semana en el Rastro de Madrid compré un beso. Y no un beso cualquiera, si no...


¡¡Éste!!

Un beso que me emociona desde el día que conocí su historia y que simboliza la emoción de un momento histórico.

La imagen fue tomada por el fotógrafo alemán Alfred Eisenstaedt en Times Square el 14 de agosto de 1945, en el momento en el que el presidente Truman anunciaba la rendición de Japón en la Segunda Guerra Mundial.

Lo fantástico del beso está en que los protagonistas no se conocían. El espontáneo (y feliz) marinero dejó totalmente sorprendida a la enfermera besándola tan inesperadamente.
Una espontánea muestra de alegría por el final de la Guerra. Un verdadero beso robado lleno de significado.

¿No es emocionante?

¡Feliz semana! :)

Mini-CheeseCakes

¡Buenas tardes!


Os presento una receta de cheese-cake que no requiere horno, sólo frigorífico. Es mi cheese-cake rosa.
En vez de hacer una tarta decidí hacer varios cheese-cakes pequeños porque llevaba tiempo deseando estrenar unos moldes rectangulares de silicona que compré en "Zailand" (www.zailand.com).






La receta es bastante contundente, porque para que quede más dulce y cremosa sustituyo el azúcar por leche condensada (mmm):

(Las cantidades son a ojo y al gusto de cada uno y su paladar)

Primero la base: Con galletas maría (crakers), y mantequilla. Se tritura la galleta y le añadimos la mantequilla (que previamente debemos dejar un rato fuera de la nevera para que se vaya ablandando) y se integran aplastándolas con un tenedor. En cada molde añadimos base de galleta como hasta un cuarto o un tercio como mucho de la altura del molde. Los dejamos compactos y preparados sobre una bandeja.




Para la capa intermedia necesitamos: queso crema tipo "philadelphia", agua, un paquete de gelatina de fresa para preparar, leche condensada y esencia de vainilla. Ponemos a hervir un poco de agua (menos que la cantidad que pone en la caja de la gelatina), mezclamos la philadelphia con la leche condensada y una gota de vainilla en un bol. Cuando hierve el agua echamos los polvos de la gelatina y removemos. Una vez mezclado le añadimos un poco de agua fría para regular la temperatura y a continuación lo vamos añadiendo en varias veces a la mezcla del queso y la leche condensada. Lo mezclamos todo y lo servimos sobre la galleta.



Para la capa superior simplemente le añadí mermelada de fresa con trozos.




Para terminar se meten en la nevera al menos una hora para que se enfríe bien y ya están listos para comer.

Quedan muy ricos y se tarda muy poco en hacerlos. ¡Os recomiendo que lo probéis!




¡Espero que os gusten! 


¡Feliz fin de semana! :)

Descubriendo Burda Style

¡Buenas tardes!


Cuando decidí empezar a aprender a coser, mi madre me contó que, cuando era joven, ella y mi abuela iban  a tiendas enormes de telas en las que además, disponías de un enorme archivo de patrones para comprar. En el archivo ellas miraban unos catálogos de moda dónde cada pieza estaba diferenciada con una numeración. La numeración servía para comprar el patrón, comprarte una tela y confeccionarlo uno mismo en casa. 


Por supuesto la idea me fascinó en el mismo momento que la conocí. No pensé que eso siguiera existiendo, dado que hoy en día existen muchísimas marcas de ropa "low cost" al alcance de todo el mundo.


Sin embargo, cual fue mi sorpresa cuando, yendo de tiendas de telas por la calle atocha descubrí que aquello sí que seguía existiendo. Lo que encontré fue patrones de Burda y no dudé en cogerme uno de la colección Burda Young para probar.






Éste es el que escogí yo, un modelo estilo años 50 con un aire muy pin-up. Me fijé en que el nivel de dificultad fuese  fácil (el nº2), por supuesto, no sabía si sería capaz de hacerlo. 
En la tienda siempre hay alguno en oferta y salen muy baratos. Y para mí fue casi como tener a un "profesor de papel". Es verdad que hay que tener una base para entender todo lo que debes ir haciendo. Pero me gustó porque realmente viene muy bien explicado.


Utilicé una tela de algodón rosa de la sección de bebés para darle un rollo aire infantil, y éste fue el resultado:








Los patrones que te vienen cuando lo compras están marcados por líneas en el contorno para recortar según la talla. Mi error fue cortar una talla de más, por lo que me quedó grande y no me lo he llegado a poner (nada que no se pueda arreglar con un cinturón ;))


Pero me gustó mucho la experiencia como forma de clase particular de costura. En el paquete te suelen ofrecer varias opciones. Por ejemplo, este mismo modelo se podría haber hecho con mangas y a demás te enseñaba a hacer un cinturón a la cintura para conjuntarlo. 


Os lo recomiendo a todos los que estáis empezando.


Espero que os haya servido. ¡Feliz tarde! :)



Volantes

¡Buenas tardes!


Hoy voy a hablar de mi vestido verde.


Fue mi primera pieza sin asesoramiento de ningún tipo. Empezó la tarde que regresé de visitar a mi abuela cargada de telas que ella nunca había llegado a usar. 


Elegí un crepe satinado en color verde para mi pequeño proyecto. Me gustó el interior de la tela (la parte no satinada) para poder hacer un vestido elegante pero con intención de poder llevarlo en muchas ocasiones. 


Exactamente fue ésta mi idea, y no le hice ningún cambio.






En el diseño, el vestido lleva un volante al rededor del escote, tanto por delante como por detrás. La dificultad en sí estaba en que yo no sabía hacer volantes, así que hubo que tirar de la imaginación. De forma que corté una tira de tela con forma de "C" con los extremos en diagonal para el pico del escote.


Resulta que más tarde descubrí cómo hacer que un volante quede con mucho más vuelo, y realmente es bastante sencillo. Pero el vestido ya estaba terminado, así que me la guardo para la siguiente ;)
Resulta que para que quede con más vuelo lo que hay que cortar es una espiral de tela, así:




Por suerte de los errores se aprende :)


Así que mi vestido acabó siendo un vestido con un volante muy suave y discreto que no me desencantó en absoluto.
Os dejo una foto para que veáis el resultado final. Éste sí lo he estrenado bien y además lo llevé ceñido en la cintura con un cinturón de trenzado muy fino.






A mi foto le falta el glamour de la pamela del figurín, pero aún así espero que os haya gustado tanto como a mí. 


Para la próxima pieza con volantes compararé el antes y el después. ¡Mi pequeña evolución!


¡Hasta mañana! :)

Mi primera falda (parte 2)

¡Buenos días!


En el último post os hablaba de cómo empecé mi primera falda. Pero ésa, para mí, es la parte sencilla. Imaginarla, diseñarla, dibujarla y sacar el patrón.

Ahora viene lo díficil, difícil para mí, claro: la parte de la costura. Os dejo un pequeño resumen, ya que tampoco soy la más indicada para impartir clases de costura y no quiero dar lugar a confusiones.

Para empezar hay que dibujar en papel de patronaje el patrón de falda base delantero de la entrada anterior. Lo lógico habría sido realizar un patrón de falda delantero y otro trasero, pero para empezar los hice ambos con el delantero.

Sobre la tela se dibuja dos veces el patrón y una vez más sobre la tela doblada para que salga la parte del delantero sin costura. De esta forma tendremos tres costuras, dos a los laterales y una por detrás dónde cosí la cremallera y la doble abotonadura.

El patrón de la cinturilla es muy sencillo. Simplemente se recorta un rectángulo de la tela con el doble ancho que queremos que tenga, y de largo nuestro contorno de cintura más unos 3 cm para que no se quede justo para los botones.

La falda también lleva forro, que se saca exactamente igual que con la tela exterior y se unen las dos en la cinturilla.


Durante el proceso hubo que modificar un poco los laterales de la falda a mi figura para que quedase muy ajustada. El resultado me gustó mucho aunque sí que es verdad que no he encontrado ocasión de ponérmela. Pero para que veáis el resultado, os dejo unas fotos improvisadas y juzguéis vosotros mismos.







Es bastante abrigada así que no ayuda con el calor, aunque el "outfit" de la foto es bastante veraniego, me será más fácil encontrarle uso con una camisa o un suéter. Ahora que se acerca el otoño espero encontrar el momento de estrenarla apropiadamente ;)


¡Ojalá os haya gustado!


¡Hasta mañana! :)

Mi primera falda

¡Buenas tardes!


(¡Hola! He actualizado este patrón porque han pasado mil años desde que lo publiqué y yo he ido probando y probando hasta que he dado con mi fórmula personal para hacer la falda base a medida, que no deja de ser un patrón muy sencillo, ideal para cuando empiezas a hacer tus primeros patrones! Lo principal que he aprendido en este tiempo es que merece la pena hacer una falda de prueba, corregirla y pasar esos arreglos al patrón de papel. Así a la siguiente que hagas te va a quedar perfecta! Nada de prisas!!!!! 21/11)

Mi primer post es (como no podría ser de otra manera) de mi primera experiencia con la máquina de coser. Ésta primera pieza la hice con ayuda. El proyecto sencillamente era: una falda tubo. A partir de ahí lo demás era totalmente libre.


Por supuesto no me esmeré con la tela. Usé un tejido suave de invierno en color camel, bastante económico, por si se me estropeaba. 


Imaginé una pieza sencilla: cintura alta, un "largo corto", bolsillos en los laterales y cinturilla ancha con cremallera y cierre con botones. Más o menos así:





Al final, el único cambio que hice fue quitarle los bolsillos (porque hay que ir aprendiendo poco a poco).


Para este sencillo modelo de falda no hace falta retocar prácticamente nada el patrón base, el cual os detallo a continuación (ACTUALIZADO).


Pasos para elaborar un patrón de falda base:

Primero necesitamos sacar una serie de medidas:

  • (A) Largo de falda: el largo que quieras que tenga tu falda medido desde la cintura.*Si quieres hacer una falda con un corte más bajo de la cintura, haz primero este patrón, y luego quítale la parte que te sobre para dejarlo a tu altura deseada.
  • (B) 1/4 del ancho de cadera: Mide tu contorno de cadera por la parte más ancha (que suele estar a la altura del culete o de la tripa, no en el hueso real de la cadera) y divídelo entre 4. Como nuestro patrón es en realidad una cuarta parte de la falda confeccionada, todas las medidas de contorno se tienen que dividir entre 4.
  • (C) Esta medida se refiere a la suma de tu cuarto de cintura + ancho de pinza(F): Mide tu contorno de cintura por la parte más estrecha de tu torso y divídelo entre cuatro. Para sacar el ancho de la pinza (F) vamos a restar tu contorno de cadera y tu contorno de cintura. Divide esta medida entre 8 y obtendrás el ancho de pinza. Aunque siempre puedes usar un ancho estándar por ejemplo 2cm para la pinza de delante y 2,5 para la pinza de detrás.
  • (D) 1,5cm
  • (E) es la medida del largo de pinza: Esta medida es más larga en la espalda que en el delantero. En el delantero suele estar entre 8-10 cm y en la espalda entre 10-12 cm.  Si la medida del ancho de pinza es mayor de 2,5cm mejor pinza larga. Si la diferencia de contorno entre cintura y cadera es muy grande y la pinza es de más de 4 cm, es preferible hacer el doble de pinzas.
  • (F) Ancho de pinza: Esta medida varía también del delantero a la espalda. Yo siempre añado entre 0,5 o 1cm más al a espalda. Para calcular el ancho de pinza hay que restar el contorno de cadera al contorno de cintura. Lo que te de lo divides entre 8 y esa es tu medida de ancho de pinza. Por ejemplo, si me sale que mi pinza es de 2,25cm, pongo 2cm en el delantero y 2,5 en la espalda.
  • (G) Bajada de cadera: es la medida desde la cintura hasta la cadera tomada por el costado de la persona para tomar la curva. Suele ser de unos 10cm hasta el hueso de la cadera y de unos 20 hasta la parte más ancha del culete (que es la medida que nos interesa).



  1. Primero dibujamos un rectángulo donde (A) es el largo que queremos que tenga nuestra falda desde la cintura y (B) es la cuarta parte del contorno de cadera.
  2. Desde un extremo medimos (C). Donde corte haremos una pequeña línea que suba en vertical 1,5cm (D). También marcamos el centro de la medida (C) con una línea a lo largo del patrón (la línea de puntos)
  3. Vamos a dibujar la pinza. Para el delantero, la pinza mide de largo 8 cm (E) y para la espalda 10. Pero podéis hacerlas más profundas dependiendo del cuerpo de cada persona. Por ejemplo, podemos hacer la pinza de delante de 10 cm y la de atrás de 12 cm. El ancho de la pinza (F) lo repartimos a partes iguales a ambos lados de la línea de puntos. 
  4. Vamos a darle forma a nuestra cadera. Unimos el lado de la pinza con (D) trazando una ligera curva hacia arriba. Y desde ese punto hasta la cadera (G) (más o menos a 20cm desde la cintura), trazamos otra curva hacia abajo.
  5. Así es cómo queda finalmente el patrón de nuestra falda base. El lomo representa el centro de la falda. Para el delantero cortaremos la tela doblada por esa línea para que nos quede una pieza simétrica. Pero en la espalda podemos darle margen de costura si quieres poner la cremallera centrada por detrás.
  6. Podemos aprovechar este mismo patrón para hacer multitud de faldas, alguna con cambios tan sencillos como abrirle un poco más de vuelo (falda evasé) o para quitarle vuelo (falda tubo). 



¡Espero que os sirva de ayuda y os haya gustado!


¡Hasta pronto! :) 

Laura 

Por fin: Mi Blog

¡Bienvenidos a mi blog!


Me llamo Laura Bargueño y vivo en Madrid. Tengo la suerte de haber podido iniciarme en la costura gracias a mi Máquina de Coser.


Aunque desde siempre me ha gustado dibujar figurines de moda, me decidí por la  Arquitectura, una carrera que a mi parecer engloba el diseño en general. Por eso en el blog también  encontraréis menciones en éste campo.


He decidido empezar a coser para poder hacer realidad mis dibujos, y documentar mis avances y mis logros ha sido la razón de crear el blog.

A partir de hoy mi ilusión es presentar y compartir mis pequeños proyectos para mi formación en la costura, conocer vuestras opiniones y recibir vuestros consejos.
Llevaba ya un tiempo queriendo empezarlo y por fin me he decidido. 
Este blog es acerca de mí en general. Así que, a parte de mis experimentos con la máquina de coser, también podréis encontrar publicaciones sobre temas como, moda, arquitectura, cocina o viajes.


Espero que os guste :)