-->

4.11.13

CR: ¡No sin bolsillos!

¡Buenos días!

Os contaba ayer por facebook que le había pegado un tajo a mi chaqueta favorita. Pero todo fue premeditado. Precisamente porque es mi chaqueta favorita, que uso día sí y día también, para ir a la uni, a comprar el pana o a tomar unas copas. Por ello es que necesitaba que fuera perfecta y, yo siento decirlo, me sentía incompleta sin bolsillos.


Resulta que cuando la compré (online, claro) vi que tenía bolsillos, pero resulta que eran de adorno. No tenía bolsillos, sólo lo aparentaba (¡noooo!).

Pero nada, oye, que con unos cachitos de la tela que me habían sobrado del bolso-estuche-porta-todo me lancé a añadirle bolsillos. Total, me dije, si la lío mucho, lo vuelvo a coser, que la chaqueta es de punto gordo y no se nota ;)


Pues os cuento. Primero vamos a cortar cuatro piezas para los dos bolsillos con una forma como esta. Que la boca del bolsillo cuadre con la medida de la de la chaqueta, en este caso. A mi me vino muy bien esta tela porque es gruesa y un poco elástica y me pareció muy adecuada para mi chaqueta.


Ahora viene cuando pegamos el tajo. Que es un momento crucial. Que me da un miedo a mi a veces coger las tijeras aún cuando me pongo a coser...! Pero nada, que pegué el tajo bien pegadito al borde interno del bolsillo (por dentro de la tapeta) porque así el bolsillo no se vería nada de nada. 
Sujetaremos una de las piezas de bolsillo hacia afuera, como si le hubiésemos dado la vuelta al bolsillo. Lo mismo por el otro lado. Las cosemos a mano o a máquina cada una en su lado de la boca del bolsillo de manera que queden por el interior de la tapeta y lo más alejadas posibles del exterior.



Ahora cosemos las dos partes del bolsillo por todo su contorno excepto por la apertura. Y para rematar bien las remallamos o le pasamos una costura en zig zag. 


Y ya está. Metemos el bolsillo hacia adentro y aquí no ha pasado nada. ¡Ni se nota!

Yo además, lo planché un poco porque después de haberlo pasado por la mñaquina y haberle dado veinte vueltas y puntadas me pareció estirado. Pero ahora como veis está perfecto ¡y comodísimo!


¡Feliz semana!
¡Besos! :)

¡7 comentarios! Gracias por escrbir :)

  1. que manos tienes :)
    http://mandarinacosturera.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Desde luego, nada que ver, a mi también me ocurre que cuando llevo alguna chaqueta sin bolsillos me siento perdida. Por cierto monísimo el modelo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Pues sí que has estado fina ahí :D Qué gustazo tener una remalladora; yo no me doy nada bien con las puntadas zigzag y siempre me queda super mal rematado todo :(

    ResponderEliminar
  4. Me siento muy identificada contigo. Yo si no llevo bolsillos lo que me pongo, me siento desnuda. No se por qué. Pero si veo algo que me gusta de ropa, y no tiene bolsillos, ya puede ser lo más bonito del mundo ,que no lo compro. Muy bueno el post, muuuchas gracias!!!

    ResponderEliminar
  5. Buenísimo!!
    Yo también soy de meter las manos en los bolsillos.
    Sobre todo ahora, en invierno.
    Muy buena idea.

    Besicos.
    Belén.

    ResponderEliminar
  6. Madre mía !!! Acabo de encontrar tu Blog !!! Me encantaaaa =)

    Tienes una seguidora a partir de ya !! Me encanta eso de reutilizar ropa!! Me encanta como explicas todo, de verdad... no dejes de escribir ;)
    Pásate a echar un vesitazo mi Blog si te apetece ^^
    http://modasinguion.blogspot.com.es/

    Un beso desde Moda sin Guión !

    Un saludo guapisima!

    ResponderEliminar

Deja aquí tu comentario :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...