Short de encaje

¡Buenas!

¡Espero que sigáis todos bien!

Ya no tengo mucho más material en casa para hacer cosas de lencería, pero las ganas han podido conmigo. Me comprometí a usar todo lo que ya tenía y esperar a comprar más cuando pudiese volver a la academia. Más que nada porque tengo la suerte y el privilegio de poder elegir directamente del stock de Studio Costura desde allí y encima Karu, no sólo me asesora y me hace el kit, si no que me echa el freno cuando me vengo arriba comprando por encima de mis posibilidades y de mi tiempo real de costura.

En fin. Que para quitarme el mono de la lencería y ya que estaba reciclando todo lo reciclaje por casa, decidí que le había llegado el turno a una idea que tenía en la cabeza desde hace tiempo pero que al final nunca me ponía a ello.

(el bralette de las fotos ya lo tenía no lo he hecho yo ;))


Quería hacer un short con paneles de encaje en los laterales usando el encaje de una pieza que me sobró de un vestido de noche que me hice para la boda de mi primo hace unos años. Vamos, que la idea lleva ahí cogiendo polvo ya un tiempito. Ya tocaba.

El caso es que lo imaginaba con un tela de seda, con algo tipo piel de ángel... no sé. Pero mira, el encaje tampoco es la repera, no es nada especial y era ahora o nunca. Así que sacrifiqué una camiseta de punto negra y me tiré a la piscina con lo que tenía.

La transformación del patrón es muy sencilla si ya tenéis cualquier patrón de pantalón por casa. En mi caso lo he hecho a la altura de la cadera y muy corto. Le he añadido anchura en la pierna y, aprovechando que la tela era de elástica (punto de viscosa), rematé la cinturilla igual que las braguitas, con un elástico de lencería negro que tenía la medida justa ¡y listo!

El patrón:

Para transformar el patrón lo que hice fue quitar las pinzas abriendo a su vez la pierna y así dejar más o menos el encaje ocupando de pinza a pinza por el lateral.

1. Lo primero que hacemos sobre el patrón en papel es bajar la altura de la cinturilla. En mi caso a la cadera. Y también trazamos una línea recta desde la pinza hasta abajo.

2. A continuación, con las tijeras de papel, quitamos la parte de cinturilla que ya no queremos y cortamos la línea que hemos hecho hasta la pinza. Cerramos la pinza y la sujetamos así con celo, de forma que ahora la pierna del pantalón nos queda más abierta.

3. En la espalda separamos la parte que va a ir en encaje de la que va con la tela de punto. Ahora tenemos por un lado "E" de espalda y tenemos que tener en cuenta dos medidas para sacar después el patrón del encaje. La medida "A" que es el largo de costado en la espalda. Y la medida "C1", que es la parte del contorno de cintura de la pieza de encaje.

4. Hacemos lo mismo con el delantero. En este caso la pieza de punto es "D" de delantero y tenemos la medida "B" del largo de costado y la medida "C2" del recorrido de cintura de la pieza de encaje.

5. Juntamos las dos piezas que forman el panel donde va a ir el encaje sumando "C1" y "C2". Para crear el patrón de la pieza de encaje "P", ponemos los largos "A" y "B" a cada lado y los unimos con una línea recta en el bajo. Puede que te quede un rectángulo perfecto si tus medidas "A" y "B" son iguales. Si no, no pasa nada.

Puedes darle el margen de costura que quieras a todas las piezas de patrón "E", "D" y "P", normalmente 1cm o 1,5cm. Tanto la pieza de encaje como el bajo del pantalón en mi caso, no llevan margen de costura porque en el encaje en el bajo es donde colocaremos la blonda y en el punto he remallado el bajo con un repulgo así que no necesita margen de costura.

Del delantero "D" cortaremos dos piezas simétricas, de la espalda "E" lo mismo, dos piezas simétricas y del encaje lo mismo. En el caso del encaje, en la medida de lo posible, podemos hacer que el dibujo (o la blonda) quede simétrico para que el efecto sea más bonito.

La confección:

Para la confección lo primero es montar el pantalón y dejar hecho el bajo antes de unir los paneles de encaje. Y luego ya en mi caso, con el elástico de lencería se remata la cinturilla y ¡listo!

1. Por un lado ponemos los delanteros "D" con los lados visto encarados entre sí y los lados de dentro hacia afuera. En el dibujo el color gris representa el revés de la tela y en blanco tenemos el derecho. Cosemos el centro, por donde indica la línea de puntos desde la cintura hasta la curva del tiro. Hacemos lo mismo con la espalda. Planchamos la costura abierta y sobrehilamos junto.

2. Una vez unidos por un lado las "D" y por otro las "E", encaramos ambas piezas entre sí, (de modo que queden del revés) y cosemos por la entrepierna. Vamos a asegurarnos de que nos coinciden las costuras centrales. Planchamos la costura abierta y sobrehilamos junto.

3. Rematamos el bajo del pantalón. En mi caso usé el repulgo de la remalladora. Puedes hacerlo con tu remalladora siguiendo las instrucciones de tu máquina o dejando sólo la aguja izquierda y poniendo la tensión de las ancoras más alta y el largo de puntada corto. También puedes dejar margen de costura antes de cortar la tela y hacer un dobladillo normal. Aquí dejo una foto de cómo me quedó el repulgo a mi.


4. Ahora ya podemos colocar los paneles de encaje. Ponemos uno de los paneles derecho con derecho con uno de los costados abiertos. Cosemos, planchamos y sobrehilamos. Hacemos lo mismo con el otro lado. Y luego repetimos con el segundo panel "P".

5. Una vez terminado de cerrar el pantalón sólo queda rematar la cinturilla. Puedes hacer una cinturilla con más tela e introducir un elástico por dentro o puedes coser un elástico de lencería como hice yo. El elástico tiene que medir un diez por ciento menos que tu contorno de cintura y lo coseremos estirándolo sobre la cintura para que se vaya frunciendo a la vez la tela. Para ello primero ponemos el elástico derecho con derecho sobre la cinturilla, con los bordes alineados (el borde del elástico con el borde de la cinturilla. E iremos estirando el elástico hasta coserlo con puntada zig zag a todo el contorno del pantalón. Lo ponemos del derecho y lo fijamos con una puntada en zig zag vista en la cintura. Abajo tienes una foto de detalle para que veas cómo debería quedar :)

Es una transformación muy facilona pero me parece que queda muy resultón. Es el pijama de dormir con tu crush. Cómodo, pero muy mono ;)

A mi me ha encantado sobre todo porque he usado cosas que tenía dando volteretas por ahí, ocupando espacio y que no me ponía. Lo combinaré con alguna camiseta de punto negra en cuanto llegue el calor y espero que mi "crush" valore la artesanía, jejeje.

 Y fuera de bromas, podéis usar la misma transformación de patrón para combinar dos telas diferentes, no hace falta que sea con encaje, claro está. Incluso puede quedar muy mono que los paneles vayan fruncidos y el resto no, o al revés. ¡Imaginación al poder!

¡A seguir bien y a cuidarse!
¡Besos! :)
Laura

No hay comentarios

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario :)